martes, 7 de noviembre de 2017

EL DESEMBARCO DE NORMANDIA. En Benidorm

Tal cual reza el titulo, así lo he vivido y estas son las fotos, ó por o menos unas cuantas de las que he hecho.
Un día de calor anormalmente veraniego de este mes de Junio, las tropas del ejercito aleman han visto perturbada su tranquilidad en la playa de Poniente de Benidorm...
Ni se imaginan, a pesar del espionaje y el poderío en Europa que sigilosamente un grupo de paises se han confabulado para navegar en silencio y tomar las playas del norte Francés
Perdón, he querido decir Benidorm esta vez. Una cantidad ingente de lanchas de desembarco han ido acercando soldados de varios paises a la playa muy vigilada...
y defendida, y que a pesar de eso han conseguido ocupar y conquistar pese al fuego de los ocupartes y su ferrea determinación por evitar el asalto.
Esta vez las tropas inglesas de la foto, no son las que toman cada fin de semana esta costa para tomar cerveza, no, son jovenes generosos que vienen a terminar con el terror del dominio alemán.
Haciendo una lectura de cifras reales de aquel dia "D", sabemos que fueron casi 18.000 los muertos de Reino Unido, Canadienses 5.000, 9.000 Estadounidenses, y de parte de los alemanes casi 78.000.
Eso solo es el coste en vidas humanas de este dia, que contar los muertos de los campos de concentración y de otros frentes y situaciones de esta barbaridad, solo sirven hoy si hemos aprendido la lección.
De como el sistema de gobierno mas completo, se pervierte legalmente y da lugar de forma diabolica a una de las etapas mas sanguinarias e inhumanas de la humanidad.
 Lo que nos lleva a pensar que en manos del ser humano, ni lo mas seguro siempre es necesariamente lo mejor. Sobre todo si enreda algo maligno que endiosa a un gusano y lo convierte en dios. Hay que vigilar siempre y controlar al monstruo que llevamos dentro.
Porque después de dos guerras mundiales y otras muchas menos "famosas" hay que reconocer humildemente que tenemos que aprender todos y no confiar ciegamente en humanos endiosados.
Pero claro, tampoco olvidar que uno solo no se carga la humanidad entera, si otros no lo siguen y "obedecen" ordenes demenciales.
No se dice Hitlerismo, sino Nazismo. La personalidad del ser diabolico se multiplica en otros que aumentan su ego y alimentan a la bestia a base de adulacion y peloteo rastrero.


Y como no, la consabida excusa de la obediencia debida. La famosa palabra que tuvieron que acordar tribunales internacionales para que no fuera excusa ni eximente para nadie.
Dejemos a los sanitarios atender a los heridos...
 Y veamos como los pensamientos, como el humo de la batalla se disipan y nos vuelven a la realidad. Que también esta batalla tiene que terminar.
Y de repente este cartel casualmente se cuela en la foto y nos hace tomar conciencia de donde estamos realmente. En una recreación magistral de la Asociación Codex Belix.
invitada por la asociación de vecinos de la playa de Poniente.
Un grupo de coleccionistas de uniformes, armamento, vehiculos etc etc REALES, que hacen recreaciones lo mas creibles posible dentro de las limitaciones de hechos históricos.
Y tras la tempestad, viene la calma. Y como no, las fotos. La suerte mia como de cualquiera es poder sentirme reportero de guerra y jugar a ser uno de aquellos pioneros de la Leica y el principio de la fotografía en 35mm analógica y de paso universal.
Pero, aunque nunca he sido de Hazañas Belicas, ni le he visto ningún beneficio a ninguna guerra, ni solución para nada, puestos a hacerlo he decidido hacerlo "bien", aunque en este caso sea mas bién "mal"
Quiero decir, que les he tratado de imbuir el ambiente antiguo de hace 70 años, envejeciendo con varios procedimientos todas las imágenes, tal como han ido apareciendo después de rescatarlas de los lugares mas insospechados.
Ni siquiera me he molestado en alguna en quitar lo que "molesta" a lo auténtico de la imagen. Como esa del biquini al fondo, que hubiera sido facilmente suprimida cortando el mar, pero me ha gustado mas la "autenticidad" espontanea de la bañista.
Por cierto que en esta guerra se aprecia una participación masiva de mujeres como en ninguna ota anterior.
En labores auxiliares no directamente beligerantes, pero imprescindibles en el desarrollo de los acontecimientos.
Y desde luego ni el casco con la cruz roja gigante, ni el aspecto de "pin up" les libró de terminar en la tumba como cualquier soldado.
Dicen que solo las rusas combatieron en el frente de Estalingrado e incluso laureadas como tiradoras de élite.
La verdad es que vivir este "rodaje" ha sido una gozada. La retransmisión por megafonía y los sonidos y efectos especiales en vivo, tienen un realismo conmovedor.
 Y tropezarse con un "colega" mas. Aquellos que por primera vez ensayaron y documentaron tanto gracias a invento de la pelicula de acetato perforada que iba en rollos, y fotografiaban en rectángulos de 35mm, pudiendo reducur así las camaras en aquelos tiempos y facilitando su transporte.
Y que unido a las altas velocidades de obturación empezaron a verse reportajes de mucha acción, cosa que antes era imposible. No hacia falta "estarse inmobil" para captar una escena.
Y naturalmente, en esta completísima coleccion  no podían faltar los cacharros mas ó menos belicos. Aqui un cañon, porque no digan y los chismes motorizados que tanto gustan a la afición. Una moto americana
 otra alemana con su sidecar luciendo estilazo por el paseo maritimo.
Sonrientes enfermeras, que no ángeles de la muerte en carricoche alemán.
La verdad es que el contrapunto del turismo actual con las reliquias de aquella atrocidad tienen que pensar.

Aqui dejo el viraje a sepia parcial, para resaltar a la embarazada, que realmente es un canto a la vida enmedio de la tragedia, y aunque fastidie la foto, me gusta que se imponga a tanto desastre.
 Mira un Opel, que no solo de Volkwaguen vivian los alemanes.
A pesar de lo apabullante del metal  la tetosterona belicas, no podía faltar la gran victima de estos acontecimientos; los niños. Este, claramente con su mamá de paisano que me recuerdan aquello del "pijama de rayas" que tanto hizo llorar en las pantallas y eso que se rodó con sordina.
Por cierto, he citado datos de muertos en el frente, pero....
¿Existen datos del numero de niños muertos? En esta guerra ó en la que sea....creo que no
 Los daños colaterales que se dice ahora no parecen interesar. Los soldados se cuentan, se numeran y hasta se alimentan y cuidan, pero el personal civil que se dice....importa menos.
El caso es que a las madres les piden los maridos y los hijos para salvar al mundo, pero luego...."caido en acto de servicio" y ahí te pudras.
Y eso que en este caso, está claro que era ó terminar con lo maligno de ese régimen o situación o dejar que la bestia nos destruyera a todos.
 
Por lo "cercano" de este episodio de la historia cabe plantearse ¿que hubiera pasado si fracasa el desembarco de Normandia?
Desde luego la duda la tendremos siempre, pero yo me alegro de que se terminara la pesadilla de los que iban desapareciendo en la maquinaria del horror mas demencial.



sábado, 7 de octubre de 2017

CANTABRIA 2

De nuevo en esta maravilosa tierra buscando el relax con las imagenes que salen al paso en cada recodo.
La peimera con un autorretrato en el lecho marino que deja la bajamar.
Y aqui dejandose mecer por la brisa en el barquito entre el mar y la montaña, con un puente que lleva siglos uniendo las dos orillas. "Uniendo", palabra rara hoy donde los lazoa parece que atan mas que enlazan.
Y la gente, ó mejor el gentío. Turistas que nunca son demasiados y lo mas que molestan es en alguna foto.
Casas, casas con magia de siglos donde hoy todavía vive gente. Donde las plantas son de verdad y se cuidan como tesoros a pesar de tener los campos como jardines paisajistas.
Como el color de las vestimentas molesta y no aporta nada, lo elimino y dejo la imagen en blanco y negro.
Así de paso detengo el tiempo y me imagino la atmosfera de hace siglos.
Un lavadero de ropas en mitad de una calle, para un pueblo entero. Piedra y madera.
La gente camina alucinada y con cuidado por el piso tan irregular, y solo destacan los gritos y carreras de chicos y chicas en excursión escolar.
En la escalinata de la iglesia los chavales entregan los trabajos, y los maduros recuerdan otros tiempos y otras tecnicas didacticas.
Desde la iglesia la calle principal, ancha y bién pavimentada como corresponde, y la gente que no falte.
La trasera del templo que no desmerece nada de la fachada principal.
Palacios y casonas que denotan ciudad principal con mucho blasón y escudo.
Detalle de los tejados y aleros que alejan tanta agua de lluvia de las casas.
 Y por encima de los tejados, siempre el verde de las montañas. El tono teja repetido en todas direcciones y al fondo el campo como un vergel.
Y volviendo a las calles, una sugerencia para hacer fotos donde la persona se integra en el paisaje sin obstaculizar su visión y menos su ambiente. Pueden ser conocidos ó desconocidos pero de lo que se trata es de que inviten a recorrer el callejón en este caso.
El exceso de tiendecitas en los bajos para explotar comercialmente el arte urbano obliga a veces a levantar la camara par centrarse en lo auténtico. Esta amputaion de la base de la foto, molesta como poco, pero tanta "boutique" aburre y molesta. Y no solo aquí, sino en toda zona turística que se pasa de consumista.
 También hay que hacer postales tipicas, y esta es obligada y quizás demasiado vista, pero imprescindible.
Y de repente otro modernismo de Gaudí, que no solo en Barcelona trabajó el artista.
El clima permite, y buena envidia que da, el hacer jardines en dos metros cuadrados.
Y contrarrestar así el cielo gris casi permanente.
Solidos refugios de altos muros para defenderse del temible mar en sus temporales.
Y muros tan altos, que por querer alcanzar el Cielo se tienen que sostener de milagro.
Y lo que a mi me impresiona mas, que es ese ambiente, ó esa sensación que es propia solo del gótico.
La teatralidad. Da hasta miedo lo que pueda surgir de ahí. Yo creo que es de lo mas grande que se ha hecho nunca en "publicidad".
Santa Maria de la Asunción se llama. Y personalmente es suficientemente impresionante para dedicarle una visita.
 En Castro Urdiales, donde se alza imponente en lo mas alto y casi rodeada de mar.
Y llegado a estas vistas, me doy cuenta de quizás, el exceso de piedra en este post. O a lo mejor es porque piense que la humanidad lleva miles de años en la edad de piedra y muy pocos en esto de los materiales artificiales.
 Y en epocas turbulentas como las de este otoño, uno necesita refugiarse en ese medio natural, a la solidez que tiene y a la vez a lo que representa de madre naturaleza. 

Me refiero a la piedra claro, con la que se edifica de todo y queda, y sin embargo con tanto adelanto no dejamos mas huella que basura. ¿Estaremos volviendo a otra edad de piedra?